La Biblia es la hostia

93 292 64 17

carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Comprar

La Biblia es la hostia

7,55 €

En los albores de la humanidad, cuando el Universo era todo campo, Dios estaba a punto de crear la vida. Pero justo cuando se disponía a hacerlo todo a su antojo, salió a su paso Chuck Norris y tomó las riendas de la creación.

Agotado

Disponibilidad: Lo sentimos. Este producto ya no está en stock

9788415201991

» Añadir a mi wishlist

En los albores de la humanidad, cuando el Universo era todo campo, Dios estaba a punto de crear la vida. Pero justo cuando se disponía a hacerlo todo a su antojo, salió a su paso Chuck Norris y tomó las riendas de la creación. En un principio no estaba previsto que Dios marcase el domingo como día festivo, pero Chuck eligió el séptimo día para descansar y ver el futbol en Canal +.
En clave de humor y mezclando los pasajes más conocidos del Antiguo Testamento con la pasión que tanto Diego Arjona como Juan Serrano profesan por los héroes de acción del cine de los años ´80, llega La Biblia es la Hostia. Un viaje en el tiempo en el que los autores modifican ligeramente los hechos, dando entrada a situaciones de lo más rocambolescas en las que, por ejemplo, la expedición que va en busca de la Tierra Prometida, se topa con la Guardia Civil en mitad del desierto y son detenidos por tener el DNI caducado.
Delirio y humor inteligente se dan la mano en lo que, sin lugar a dudas, será una obra de culto desde el mismo momento en que los lectores se lo lean y comience a reír carcajadas con él.
¡Que Dios reparta suerte! Que para repartir hostias, ya están nuestros forzudos favoritos.

  • Autor: Diego Arjona y Juan Serrano
  • Editorial: Dolmen Editorial
  • ISBN: 9788415201991
  • Número de páginas: 56 págs.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

La Biblia es la hostia

La Biblia es la hostia

En los albores de la humanidad, cuando el Universo era todo campo, Dios estaba a punto de crear la vida. Pero justo cuando se disponía a hacerlo todo a su antojo, salió a su paso Chuck Norris y tomó las riendas de la creación.

Escribe tu opinión